«

»

Jul 29

La pequeñas cosas

Los textos judíos antiguos contienen dos máximas muy interesantes para ayudar a contrarrestar la parálisis que algunas veces produce la sensación de desbordamiento.

La primera dice: «El que salva una vida, es como si salvara al mundo entero». La segunda afirma: “No estas obligado a completar el trabajo, pero tampoco eres libre de dejar de hacerlo». La primera máxima nos recuerda la importancia de cada persona y, por lo tanto, la relevancia de nuestros actos independientemente de las personas a las que afecten; la segunda nos recuerda que hay que trabajar independientemente de lo mucho que haya por hacer.

Una historia de la colección Chicken Soup for the Soul recoge esta filosofía. Un hombre iba caminando por la playa con la marea baja, lanzando al océano estrellas de mar que habían sido arrastradas por la marea. De pronto, se le acerco un desconocido y le pregunto por qué se molestaba en hacerlo, ya que, al fin y al cabo, en esa playa y en cientos de otras playas había miles de estrellas de mar, ¿No ve que es imposible que cambie nada? le pregunto. El hombre miro al desconocido, se agacho, cogió una estrella de mar y la lanzó al océano. «! A ésta si que le ha cambiado algo ! dijo. Piensa detenidamente en las causas que son importantes para ti. Comprométete a hacer cosas que, por pequeñas que sean, marquen la diferencia.

1 comentario

  1. google apps for work

    todos podemos cambiar el mundo con pequeñas acciones

Deja un comentario