«

»

Oct 14

¿Por qué las cortinas de cristal están tan demanda?

En cuanto a la decoración de espacios que están aislados con cortinas de cristal, admite la instalación de sistemas tradicionales, lamas o persianas en caso de optar por ellas, lo cual convierte a estas zonas en habitáculos adaptables a cada uso y en cada ocasión del día o de la noche. Sin embargo, siendo su característica principal eliminar perfiles y por tanto el barroquismo que puede suponer el sistema antecesor, su mejor baza consiste en integrarse al máximo con el exterior sin estorbo alguno pero sin sentirse agredido por el clima en todo caso.

Ni el viento, ni el calor excesivo ni la lluvia torrencial impiden disfrutar de una velada en contacto visual con el entorno porque sencillamente se está salvo de sus agresiones.

En cuanto a la estética exterior de los inmuebles donde se instalan, ganan bastante con respecto a soluciones más antiguas, ya que añaden un toque de elegancia propio del cristal. Son fáciles de limpiar y de suma resistencia y consistencia, por lo que no es fácil que se produzcan accidentes con frecuencia.

Para balcones, miradores, áticos, terrazas y porches, las cortinas aportan muchas ventajas al usuario, sobre todo quienes están rodeados de buenas vistas y alejados de zonas con acceso directo, o están en altura donde no llega el vandalismo con facilidad.

Por no hablar de las piscinas. Si tenemos la suerte de tener un jardín con piscina, podremos pensar en poner un cerramiento de cristal alrededor. De esta forma será posible utilizarla tanto en verano, como en los días más fríos de invierno. A parte de ser una gran ventaja a nivel económico (porque, teniendo, una piscina en nuestra propia casa, no hará falta que nos apuntemos a un gimnasio), será también muy cómoda.

Sin contar que, tanto las piscinas, como las terrazas con cerramiento de cristal, podrán ser sitios geniales para invitar amigos a cenas, fiestas, ocasiones especiales o celebraciones, para pasarlo bien todo juntos en un lugar ideal. Estas estarán estructuradas con paredes, pero también con un techo enteramente de vidrio, que permitirán una espectacular vista al exterior (sobre todo si nuestra casa estará bien posicionada).

Esto no quitará, además, la sensación de nadar o tomar algo al exterior, disfrutando del sol, de un atardecer o de una noche de luna llena, sin pero sufrir ni frio ni, en los casos peores, lluvia o nieve.

Es por estas y otras ventajas que las cortinas de cristal están hoy en día tan demanda, tanto por parte de privados, como por empresarios (de hoteles, restaurantes, etc.)

Deja un comentario