«

»

Dic 02

Lo que hay que hacer para franquiciar supermercados

A la hora de decidir emprender un negocio como los de las franquicias, podremos elegir entre muchos tipos diferentes. Sin embargo, tanto que se trate de educación, franquiciar supermercados u otros, importante serán dos cosas:

1. Escoger un área que nos guste;

2. Estudiar la competencia y las posibilidades de cada uno de los comercios posibles.

Esta última consideración es igualmente válida para cualquier sector que sea objeto de franquiciarse, pero sin embargo es especialmente a tener en cuenta en los sectores de gran consumo. Para limitar los riesgos y evitar errores, entonces, es mejor consultar antes con una asesoría.

Una de los campos hoy en día muy elegido es el de los supermercados, por ser un negocio del tipo que acabamos de mencionar (de gran consumo), y por ser un área segura, ya que las personas siempre necesitarán recurrir a un ello.

Una vez decidido emprender este camino, habrá que signar un contrato, lo cual significa que el franquiciador, que está obligado a apuntarse en el registro de franquicias y obtener la licencia exigida (y en vigor para estar en disposición de seguir), pondrá a disposición del franquiciado su marca, insignias, logos y todo el material corporativo que identifique al nuevo socio. Así como le cederá el know-how, el apoyo técnico y el soporte publicitario y promocional que deberá reflejarse en el acuerdo o contrato de franquicia. Todo ello a cambio de la contraprestación que exige el franquiciador, estipulando así en el acuerdo la duración del mismo, las sanciones y los motivos por los que quedaría extinto y cómo hacerlo de facto.

De ahí la necesita de recurrir a una consultora, ya que los temas que se firmarán y que estarán puestos en el documento, serán de tipo legales; esto significa que los que no tienen un gran conocimiento de leyes, clausulas, etc. podrán incurrir en problemas inesperados, si no se plantean consultar con unos profesionales en el sector.

Como suele pasar en estos casos, el preacuerdo o precontrato que muchas firmas de alimentación ofrecen, posibilitan la opción a reservar plaza en una zona determinada, así como otorga la confianza al destinatario para asegurarse su apuesta empresarial.

El hecho de ser tan conocidas la mayoría de las tiendas en este sector, hace que Franquiciar supermercados sea uno de los ejemplos más visibles y atractivos para la iniciativa empresarial y para el que se ocupará del sitio en sí.

Deja un comentario